lunes, 27 de junio de 2016

Luminarias. Los 3 Sudamericanos.

De finales de la década de los 50, en esa difusa frontera entre la música popular para adultos y los nuevos ritmos para jóvenes que iban surgiendo y posiblemente desde Chile, José Imperatore Marcone – letra  - y Galvarino Villota Aldreto – música; (los mismos compositores del tema Marcianita),  crearon este tema insólito que es Luminarias de 1963 interpretado por Los 3 Sudamericanos.




Luminarias es un fox bailable que empieza con un prometedor coro raro y largo: “Baru raru raru, Baru raru raru”, tras lo cual va la letra propiamente que se inicia con un estribillo memorable

Marilin, Brigitte y la Montiel
Marilín, Brigitte y la Montiel

Después se van describiendo a las principales estrellas o “guapas cinematográficas oficiales” de los distintos países – de dónde debe venir el título de la canción de Luminarias, se supone que en la 4ª acepción que aparece en el diccionario de la RAE como “lumbreras”. Y ahí va la letra que no tiene desperdicio.

Los franceses tienen a Brigitte Bardot,
los ingleses cuentan con la Diana Dors,
los italianos están con Gina
si en el amor hay que elegir.

Los germanos tienen a María Shell,
los americanos a la Marilin,
los españoles a la Montiel
y mi corazón te tiene a ti

Si en un concurso compitieras con ellas
siempre serías para mí la más bella

Tengo la mirada de Brigitte Bardot
y la risa tierna de María Shell…
Sin ser estrella tú eres mejor
que la Marilín y la Montiel.

Marilín, Brigitte y la Montiel




(Se repite el estribillo después del intervalo instrumental)

Si en un concurso compitieras con ellas
siempre serías para mí la más bella

Tengo la mirada de Brigitte Bardot
y la risa tierna de María Shell…
Sin ser estrella tú eres mejor
que la Marilín y la Montiel,

que la Marilín y la Montiel,
que la Marilín y …. la …. Mon….. tiel.

Y chimpón final.

Hay que destacar en Luminarias, en primer lugar el concepto: la canción da un vuelco cuando aparece la novia protagonista, después de la primera mención a las luminarias:

… y mi corazón te tiene a ti. / Si en un concurso compitieras con ellas / siempre serías para mí la mas bella…

con lo que la cosa se trasforma en una cercana y simpática canción de amor.




Después aparecen más coros de la canción, esos entrañables “taru rurá” que hacen las voces masculinas. También está la vistosa alternancia de voces masculinas con la voz femenina que hacen muy dinámica la cosa. Y el intervalo instrumental, antes de repetirse el estribillo, tiene unos arreglos de guitarra casi con sonido de bandurrias que casi nos transportan a sonidos de tuna evolucionada.

En suma una auténtica canción incunable, una perla que luce mucho en la interpretación de Los 3 Sudamericanos con la gran voz de la cantante Alma María Vaesken y que era nuestro deber rescatar.

¡Misión cumplida!


No hay comentarios:

Publicar un comentario